Pedagogía de la tolerancia

Por admin
En Juego Saludable
ene 23rd, 2012
0 Comments
1125 Views

Las escuelas experimentales que desde hace años funcionan en la provincia realizan una destacada colaboración al sistema educativo tradicional aportando sus propias y diferenciadas características.

Padres, maestros y alumnos ponen en funcionamiento una de las herramientas más preciadas de vivir en sociedad: el trabajo colectivo y solidario.

Los docentes de las escuelas experimentales implementan un método diferente de enseñanza que podría denominarse pedagogía de la tolerancia, conforme los términos utilizados por el gran educador Paulo Freire (premio internacional de Paz y Educación de la UNESCO de 1986): “Enseñar exige respeto a los saberes de los educandos”.

Esto quiere decir que la educación está en constante construcción y los educadores siempre tienen algo que aprender de sus educandos.

Semblanza de una experiencia educativa

-“Nos toca como maestros del Instituto de Educación Superior “Roberto Themis Speroni” (Institución Pública de Gestión Estatal. Inicial. Primario. Secundario. Terciario. Unidad Educativa.

Provincia de Buenos Aires, República Argentina), la difícil tarea de presentar nuestra escuela en unas pocas líneas. Tarea difícil porque el modo de llevar a cabo nuestra labor tiene como fundamento -no siendo una escuela de arte- la tarea artística, y sabido es que el arte no es algo que se pueda expresar con palabras en su sentido literal” sostiene uno de sus fundadores.

“La propuesta pedagógica que presentamos comenzó en el año 1958 con tres maestras y en la casa de una de ellas. Los alumnos fueron los chicos del barrio y el trabajo de esos años, plenos de descubrimientos, constituyeron los pilares de la tarea. Su marco legal fue una Asociación Civil sin fines de lucro que se denominó Centro Pedagógico de La Plata y estuvo a cargo de personas hondamente preocupadas por el rumbo desde la educación.

 

Fue  creciendo, principalmente en número, ya que el modo de “echar a andar” la Escuela todos los días, no ha variado desde entonces en su sentido profundo; sí han cambiado aspectos vinculados al trabajo cotidiano, pero no la esencia”-continúa-.

Carlos es uno de los promotores de las escuelas experimentales y relata cómo han surgido en todo el país:

-“Tengo la fortuna de dar testimonio, de los inicios. Llevo años en esta labor, nunca esperamos que un funcionario nos resolvieralos problemas. Esta historia comienza en el 58’ con tres profesoras Nelly Pearson, Dorothi y Martha.

 

Ellas trabajaban en la Universidad de La Plata. Lejos de sostener una queja con el sistema educativo que se quiebra constantemente e inspiradas en ideas generadoras y renovadoras que también han sostenido las hermanas Consentini”.

Sandra cuenta la implementación de las escuelas experimentales a Tierra del Fuego: “Nosotros llegamos en el 93 y era nada másque un jardín de infantes y el espacio físico era muy pequeño.

 

Pero con la voluntad de padres y maestros construimos lo que ven hoy.  Con el tiempo, a medida que los chicos crecían y que también se incrementaba la demanda se hizo necesario proyectarnos con más espacios físicos. En Ushuaia, “Las Lengas” donde fue tal la demanda que tuvimos que abrir en marzo una inscripción y abrimos “La Bahía” “Los Alakalufes” “Bandurrias” ,“Los Calafates” ,“Las Gaviotas” ,“Los Cauquenes” y la escuela Los Coihues (que es un tema muy lamentable para nosotros por la manera en la que se procedió para cerrarla)”.

 Terra Nova

“El Instituto de Educación Superior “Terra Nova” (2006) nace, a partir de la demanda que se genera en todo el país. Una de las cuestiones mas destacables es que el Instituto Superior Terra Nova funciona y está sostenido por profesores que no cobran absolutamente nada por enseñar. No recibimos ningún aporte del estado. Todos los chicos que cursan sus estudios en el Terra Nova figuran en el libro matriz del Instituto de Educación Superior “Roberto Themis Speroni”.

Cada tanto reorientamos el proyecto, realizando todas las modificaciones necesarias para que lo aprueben pero siempre es insuficiente. En este sentido sentimos un desinterés de parte del Estado provincial” explican.

 Brillos y sombras

Sandra reflexiona: “Quizá los funcionarios no terminan de comprender que este proyecto funciona, por lo menos para un grupo de gente, por lo cual merece respeto. Pero siempre que algo brilla hace sombra.

Nosotros no tenemos personal administrativo, ni auxiliar, ni de mantenimiento, todas las actividades las hacemos nosotros.

No recurrimos a las tradicionales escalas de valoración, como el cuadro de honor o el mejor compañero. Porque simplemente no consideramos que exista un peor compañero o que algunos sean mejores que otros”.

 

Las experimentales de Tierra del Fuego

Escuela “Las Lengas” (1993)-Ushuaia

Escuela “La Bahía” (1993)-Ushuaia

Escuela “Los Alakalufes” (1996)-Ushuaia

Escuela “Bandurrias” (1994)- Río Grande

Escuela “Los Calafates” (2001)-Ushuaia

Escuela “Las Gaviotas” (2003)- Ushuaia

Escuela “Los Cauquenes” (2005)- Ushuaia

Instituto de Educación Superior “Terra Nova” (2006)

Por Yésica Cabanchik

Comments are closed.

Comentarios Facebook :